domingo, 15 de abril de 2012

RUTA: Risco Blanco - Pico de Las Nieves - Degollada de Becerra - Barranco de La Mina - Las Lagunetas


De los intrincados caminos reales que se transitan desde tiempos remotos para unir las poblaciones del centro y norte de la isla con las del sur y este respectivamente, los senderos más destacados son aquellos que atraviesan la red de megaescarpes de la pared septentrional de la gran Caldera de Tirajana, en su espectacular y accidentado paisaje cumbrero, caracterizado por presentar los desniveles más pronunciados y los riscos más altos de toda la isla de Gran Canaria, superando en su gran mayoria los 1800 metros de cota y hasta los 1950 en el pico central de Las Nieves.

Aqui se encuentra una de las paredes verticales más altas de todo el archipiélago canario, el Campanario, con 1920 metros de caida libre desde su cima hasta su profunda base, desde donde nacen algunos barrancos importantes que desaguan hacia el (SE) y (S) respectivamente.
Esta pared compite en altura y caide libre con algunas que forman la gran Caldera de Taburiente, en La Palma, a favor de éstas últimas que superan al Campanario en poco más de un centenar de metros.


Quizás el itinerario más famoso que atraviesa todo este conjunto de precipicios abismales, desfiladeros y gargantas encajonadas, es el Cañadón del Jierro, ruta que quedó descrita en una interesante y emocionante circular hace tiempo en este blog. El profundo tajo de este cañón vertical es considerado como la mejor ruta aérea de toda la isla, teniendo la mayor parte de su trazado un desnivel más que importante e incluyendo en su trazado una gran parte de la famosa ruta aborigen de Bentejuí.

Sin embargo no es la única. A pesar de que muchos senderos que enlazaban antiguamente los pagos del centro con los de la costa han quedado olvidados y actualmente están ocultos en el pétreo y quebrado entorno de la gran caldera, desde el Pago de Risco Blanco, a la sombra de la imponente formación montañosa blanquecina que dá nombre al lugar, podemos enlazar con varios vericuetos que se extienden hacia las dos vertientes de Las Tirajanas, siendo los parajes que se despliegan hacia el (S) y (SO) mucho más escarpados y abruptos que los que lo hacen hacia el (SE) y (E).

Los primeros (hacia el S), conforman el paisaje del Macizo de Amurga y una importante cuenca hidrológica de grandes dimensiones, la de Pilancones - Ayagaures, conteniendo a su vez un interesante parque natural donde predomina el pinar.

Todo este sector está a travesado a su vez por considerables barrancos en "U" cerrada, de laderas con fuerte pendiente y cauces anchos (a diferencia de los de la zona (O) en "V" y cauces muy estrechos), separados uno de los otros por afiladisimas crestas divisorias en cuchillo. Todos estos barrancos desaguan hacia la zona (S), destacando entre ellos el de Fataga, Vicentes y Vicentillos, que nacen en zonas altas cerradas a modo de pequeños cañones, asi como los que vierten sus aguas al (SE), como el de Tirajana y sus numerosos e importantes afluentes. Estas dos vertientes están separadas por la cresteria de las Cumbres de Amurga, un gigantesco cuchillo de fuertes pendientes que se desmorona en grandes rampas hacia el lecho de los barrancos por sus dos bandas.

Amurga, a parte de ser enclave aborigen por excelencia en toda esta zona, aporta una rica cultura e historia del pueblo pre-hispánico, donde aún se conservan en los más altos talayones, restos de esta mítica civilización canarii extinta hace unos 600 años.
Asimismo, el macizo preserva a sus pies, un profundo surco en el terreno, uno de los barrancos surorientales más bellos y erosionados que existen en la isla, el Barranco Hondo, de exquisita y desgastada orografía y al que se le dedicará un itinerario próximamente.

Hacia el (E) de Risco Blanco, se abre la cabecera del Barranco de Guayadeque y el paisaje protegido de la Reserva Natural Especial de La Caldera de Los Marteles.

El itinerario a seguir parte de este caserio de San Bartolomé de Tirajana, sube por el lateral oriental del pitón que dá nombre al enclave y en un camino aéreo llega a la zona del llamado Bosque de Antenas, para continuar hacia la zona más alta de la isla y de ahí enlazar con el Garañón y el Barranco de La Mina respectivamente.
Podria definirse como una variante al tradicional Paso de La Plata, situado mucho más al (SO) pero por paso de montaña más aéreo y emocionante, obviamente en su primer tramo de ascenso.

El handicap más importante en esta travesia es la enorme distancia que separa los puntos de inicio y finalización de la ruta, por lo que a la hora de dividir los coches, hay que estar atentos al horario de comienzo. Lamentablemente, el horario de las guaguas, sobre todo las que suben hasta San Bartolomé es muy irregular.

El itinerario consta de 3 tramos: el de subida desde Risco Blanco al Pico de Las Nieves; de llaneo y cortos tramos de descenso y ascenso desde Pozo de Las Nieves al Garañón y la de descenso final por el Barranco de La Mina hasta Las Lagunetas.

-----------------------
KILÓMETROS: 18 Aprox.
DURACIÓN: 8 H. Aprox.
ESTADOS DEL SENDERO: Ascenso irregular por Paso del Perro y tramos de garrapateo por el Risco Blanco. Atención a zonas resbaladizas en el Barranco de La Mina. No realizar con tiempo inestable y tras las lluvias. Paso del Perro muy resbaladizo con gran desnivel y posibilidad de escorrentias de fuerte caudal. Asimismo evitar con mucho calor.
RESISTENCIA PARA INICIADOS: Media
RESISTENCIA PARA PRINCIPIANTES: Muy Alta
TIPO DE RUTA: Comienzo y Finalización en puntos diferentes
COMIENZO Y FINALIZACIÓN: Comienzo: Risco Blanco. Finalización: Las Lagunetas
TRAMOS AÉREOS: Si, en el ascenso. Algunos expuestos a desniveles muy acusados.
MUNICIPIOS: San Bartolomé de Tirajana - Tejeda - San Mateo
------------------------

TRAMO 1: Risco Blanco - Bosque de Antenas - Pico de Las Nieves

El primer tramo fué descrito en la Circular del Cañadón del Jierro publicada hace 7 meses en este blog. Por tal motivo, se toma el extracto de ese tramo y se recoloca en esta ruta también, ya que el ascenso es el mismo:

Desde las casas situadas en la zona alta del pago de Risco Blanco, casi al pié de la famosa formación que dá nombre al lugar, sale una pista que se dirige a unos bancales de cultivo y terrazas, atravesando varias fincas pequeñas y viviendas aisladas. Pasamos junto a un estanque y una fuente natural.

Tras pasar las primeras casas y antes de llegar a los bancales, se convierte en sendero, que en zig-zag vá subiendo la ladera a la derecha del Risco Blanco, cuya forma y color semejan, como bien se dice por ahí, a un gigantesco "pan de azúcar". La gran cantidad de escobones, pitas y demás vegetación pueden esconder el sendero en varios tramos. Si esto ocurre, recuerden que hay que llegar a la base del risco por su lateral más próximo, cerca de la cabecera del Barranquillo de Pavón.

Rápidamente se cobra altura y el terreno se hace muy acusado, quedando sobre nosotros las grandes paredes de la caldera. Aunque el camino esté bien "amojonado", existen varios atajos que si se desconoce el sendero habitual, aconsejaria no tomarlos, ya que podrian equivocar al caminante y conducirlo directamente a lugares poco accesibles. En tal caso y si no se logra encontrar este inicio, siempre hay personas que trabajan en los bancales inferiores a los cuales pueden preguntar.

En unos 15-20 minutos de ascenso, llegamos a una estrecha raja entre riscales conocida como Paso de Maestro Pancho, dejando previamente dos oquedades conocidas como la Cueva de Abajo y la Cueva de Arriba. Seguimos en ascenso, pasando por el Paso del Perro, una vereda angosta formada de lajas y que mediante trepadas sin dificultad nos lleva a la cima del Risco Blanco.

Aunque el ascenso por aqui no entraña dificultad, siempre hay que tener la precaución de que el terreno no se encuentre mojado, ya que en este caso, podria resultar muy peligroso. En el Paso del Perro, hay una bonita formación con apariencia de tobogán que cae deslizante por las paredes del risco y que cuando lleva agua debe de ser todo un espectáculo para la vista; lástima que cuando esto sucede, se desaconseja subir por aqui debido a que el suelo es altamente resbaladizo y el desnivel muy pronunciado.

Desde la cima del Risco Blanco (para subir a la cima del todo hay que trepar un paso vertical algo complicado pero no imposible) hay una vista grandiosa de toda la Caldera de Tirajana que se abre hacia el sur; los Barrancos de La Culata, Aguas de Tunte y Tirajana y más al sur, el profundo surco del de Fataga, junto a los lomos recortados del Macizo de Amurga que separa dos grandes cuencas, entre ellas la de Ayagaures.

Desde este punto se trepa en vertical los bloques lisos y salientes, hasta llegar a la zona alta, por encima ya del Risco Blanco, donde aparece un senderito de lajas muy bien marcado, que se desvia a la derecha (E), cruza un barranquillo encajonado y se dirige a una estrecha cañada que se abre parcialmente riscos arriba, entre unos cortados tremendamente escarpados. Se remonta el inicio de la cañada en empinados zig-zags hasta llegar asi a una pequeña degollada, donde se abandona al (E) hasta ver aparecer unas coladas volcánicas de fuerte pendiente y las cuales habrá que trepar a modo de "escalones" tallados. El garrapateo es fácil, al ser piedra porosa, pero el desnivel junto a los canchales próximos de los paredones de la caldera pueden impresionar a personas suceptibles a lugares abiertos en altura.

Una vez superadas las coladas, sigue el camino hacia la derecha (E) hasta llegar a una gran rampa de tosca de menor verticalidad y bien señalizada con mojones cono cida como La Laja y que hay que subir hasta llegar a la base de los riscos, donde gira nuevamente la senda a la derecha (E) y se dirige a una zona de almendros y algunos pinos dispersos. La subida se suele hacer en zig-zag, siguiendo la referencia de los mojones, aunque muchos acortan los contínuos serpenteos subiendo la tosca en la vertical.
Sobra decir que durante todo este ascenso, las vistas de todo el paisaje del sureste y sur son tan impresionantes que crean una fuerte sensación de inmensidad. Los barrancos irradiados hacia esa vertiente de la isla son numerosos y largos y la mayoria de su recorrido es bien visible desde aqui, asi como los cerros que los separan unos de otros, con infinidad de monolitos aislados en sus cumbres.

Sorteando algunos pinos, el camino discurre por varias lomas ondulantes y aéreas desde donde se vé una formación rocosa con apariencia de cresta de gallo que baja desde la cornisa de riscos situada sobre nosotros y de bonita perspectiva. Puede ser tomada como referencia para verificar que se anda por el camino correcto. A partir de aqui, la senda se estrecha a modo de Andén (Andén de Las Goterillas), poco aéreo y seguro.
Por encima y hacia el (SE), se vé una panorámica de la espectacular Mesa de Las Vacas.
Como referencia decir que por aqui pasaremos también junto a una cueva de entrada rectangular y escondida entre la vegetación. Después de cruzar las lomas, llegamos al final de la senda que se convierte en pista de tierra y conduce al frondoso pinar (Los Pelúos) que recubre las zonas altas.

A partir de aqui, el camino se puede hacer monótono, pues discurre a través del pinar, que a pesar de su extraordinario silencio y su mágica visión de la bruma deslizándose por las copas de los pinos en los dias frios, no nos evita el tránsito por la cansina pista.

Aún asi vale la pena hacer un alto por aqui y relajarse con el sonido del viento entre los árboles. Existen varios atajos, a través de los laderones expuestos al abismo para ir acortando el camino por la pista, pero todos con acusados e importantes desniveles.
Durante el recorrido llegaremos a una bifurcación de pistas, debiéndose coger la de la izquierda (O), ya que la de la derecha (E) conduce al sendero que lleva a la Mesa de Las Vacas, Sepultura del Gigante (Cañada de Los Gangarros), Guayadeque y Los Marteles. Llegaremos asi a una gran curva donde definitivamente se nos oculta toda la visión de la zona sur, que hasta ahora nos había acompañado durante todo el trayecto.

A nuestra derecha aparece ahora el cono volcánico de La Calderilla, con su particular terreno de picón y rodeada de pinos.
En leves zig-zags, durante el uniforme ascenso por la pista, llegamos al fin al bosque de antenas donde aparece una carretera que hay que seguir hasta llegar al mirador del Pozo de Las Nieves, situado junto a la gran estación militar.

Finaliza aqui el primer tramo de subida de la circular. El tiempo estimado es muy relativo, según la resistencia física del caminante a la hora de ascender por las zonas de Risco Blanco, pero en teoria no deberia sobrepasar las 2-3 H.


TRAMO 2: Pico de Las Nieves - Dda. de Los Hornos - Garañón - Dda. de La Cumbre (Camino de La Raya)

Situados en el privilegiado mirador del Pozo de Las Nieves, que ofrece vistas hacia San Bartolomé y Santa Lucía de Tirajana a poco menos de 2000 metros de altitud (el Pico de Las Nieves es la altura máxima de GC, 1950 m., situado geográficamente casi en el centro de la isla) y hacia el Macizo del Nublo desde una perspectiva (E-O), se toma un camino que sale antes de llegar al mirador y que es fácil de descubrir, pues no hay muro que lo valle (hay un murete que bordea y circunvala todo el mirador excepto en este tramo).

El sendero desciende rápidamente a una zona de pinar, conocida como Degollada de Piedras Blancas o menos nombrada como Degollada del Canalizo (hay un desgastado mojón del cabildo que se toma como referencia), ya que en este punto comienza la ruta de descenso por los cañones de excepción de Las Tirajanas: los canalizos del Cañadón Sombrío y el Cañadón del Jierro. El itinerario enlaza las cotas máximas de Gran Canaria con los pagos tirajaneros bajando el gigantesco escalón de acantilados interiores.

Para continuar la ruta, se ha de seguir en dirección al Morro del Puntón de La Agujereada y los altos del Campanario, dos poderosos escarpes de 1900 metros en la vertical sobre los pagos de La Culata de San Bartolomé y Agualatente. El sendero, en acusado descenso, es fabuloso y muy bien visible, dejando a un lado las gigantescas formaciones del Campanario y al otro la gran extensión del pinar.

Al llegar a la base de los riscos de la vertiente (N) del Campanario, la bajada finaliza para comenzar una suave subida en dirección (O); en cierto punto, a través del pinar, aparece un desvio que sube uno de los laderones septentrionales del famoso risco, en dirección (S) y en prolongado ascenso: es la subida a la cima del Campanario, que si el tiempo y el horario lo permiten, no se deberia pasar por alto hacer una pequeña visita que seguro fascinará a cualquier caminante. Desde lo alto de su cumbre, se visualiza la gran extensión de la Caldera de Tirajana y la imponente muralla de precipicios que la cierran al (N), visualizándose de inmediato la mole de Risco Blanco que destaca con su refulgente tonalidad blanquecina sobre los oscuros escarpes colindantes, asi como el itinerario que nos ha llevado hasta aqui desde el comienzo de la caminata. Asimismo, el Macizo de Amurga que extiende su cresteria en cuchillo hacia el (S) y los barrancos serpenteando a sus pies, especialmente el profundo surco del de Fataga, son de fotografia obligada. Buena perspectiva del Pico de Las Nieves y del Paso de Los Pastores, un cortado que se utiliza de forma muy exigente mediante escalada desde el Mirador de Las Nieves y expuesto al abismo de Las Tirajanas, accediendo también a ciertos andenes que en la horizontal atraviesan los megaescarpes de la caldera. Bordea a nivel superior los riscales, opción no exenta de riesgo.

Una vez desandamos el camino desde la cima del Campanario hasta la bifurcación principal que se tomó para subir a el, continuamos rumbo (O) hacia la vertiente del Nublo, entre pinar, hasta llegar a una pequeña cañada que bordea los riscos occidentales del Campanario, que vá quedándo atrás y llegar asi a la inmediata Degollada de Los Gatos, fácil de referenciar al haber un claro en mitad del pinar.

Se sigue dirección (O), donde el sendero aparece marcado con varias torretas de piedra a ambos lados , enfilando, siempre a través del pinar, a la Degollada de Los Hornos, donde se dejará de ver la sensacional panorámica de Las Tirajanas. Desde aqui, a la izquierda (O) puede tomarse una pequeña via que sube un corto morrete y que conduce a la Ventana del Nublo, un arco de piedra natural que dá vista hacia el macizo central de Las Cumbres y al famoso y emblemático monolito, que queda, desde cierta perspectiva, dentro de la estructura pétrea.

Desde la Degollada de Los Hornos se vislumbra al (N) el magnífico sendero que vá hacia Los Llanos de La Pez y Pargana y al (S) el que baja hasta Cruz Grande y San Bartolomé por el camino de herradura de La Plata.

El camino que habrá que tomar en este caso es el del (NO), que desciende hasta el Barranco de Los Hornos por la Cañada del Escobón, saliendo del pinar que hasta ahora nos acompañaba hasta el embalse del mismo nombre y desde el cual, a partir de su muro de contención hacia abajo pasa a llamarse Barranco de La Culata de Tejeda. Se cruza el murallón de la Presa de Los Hornos.

Todo este tramo se conoce como Camino de La Raya, pues en altura, el sendero contornea virtualmente los limites fronterizos del municipio de San Bartolomé de Tirajana y el de Tejeda.


El camino, tras cruzar el embalse, lleva directo al Garañón, enlazando previamente con un refugio y donde comienza a ensancharse a modo de pista, protegida a ambos lados por muretes de piedra. Se llega asi a Los Llanos de La Pez, la conocida Área Recreativa cumbrera.

Aqui hay gran diversidad de senderos que pueden equivocar al caminante y despistarlo, que van y vienen en distintas direcciones; el que vá hacia la Degollada de La Cumbre se dirige hacia el (N) y continúa hacia la Montaña del Andén del Toro, que es la que en este caso nos interesa, convirtiéndose en empedrado y ascendiendo a través de un paisaje con mucha vegetación, llaneando previamente por el Corral de Los Juncos (desde esta zona se observan puestas de sol memorables) y llegar finalmente a la falda (SO) de la montaña, con espléndidas vistas hacia el profundo Barranco de Tejeda y el pago de La Culata.

El andén, que tiene algún que otro tramo aéreo sin importancia, nos lleva directamente a la Degollada de La Cumbre, otro punto importante de bifurcación de senderos.

El tramo 2, el más largo, dura alrededor de 3 H.

TRAMO 3: Dda. de La Cumbre - Dda. de Becerra - Bco. de La Mina - Las Lagunetas

Seguir siempre la senda amojonada, pues hay varios desvios hechos por cazadores que no conducen a ninguna parte.

Desde la Degollada de La Cumbre hacia el (NO) se ha de llegar al Mirador de la Degollada de Becerra, cerca de la cabecera del Barranco de La Mina y que posee estupendas panorámicas de la otra gran caldera grancanaria, la de Tejeda, asi como perspectivas hacia el Nublo.

A partir de aqui, el descenso es contínuo por el barranco, cubierto de laurisilva y siendo uno de los pocos que corren durante todo el año. Como se citó anteriormente, hay varios atajillos paralelos al sendero principal que no conducen a ninguna parte. Evitarlos. Tomar referencia de los mojones y pisadas de otros senderistas.

Los ramales que salen del camino principal en dirección a las diferentes cascadas y saltos de agua están bien marcados, asi como los que pasan por los molinos antiguos.
Hay varios puntos de pendiente muy pronunciada y presencia de barro, por lo que hay que tener precaución de no resbalar.


En algunos tramos, donde la vegetación es muy abundante, hay escasez de luz solar.
En poco más de una hora, se completa del descenso de La Mina y se llega a Las Lagunetas, saliendo a la carretera que enlaza San Mateo con la Cruz de Tejeda.

El tramo 3 tiene unas 2 H. de duración aprox. El contraste de paisajes es muy espectacular, pasando de los increibles y áridos escarpes más altos de la isla, atravesando densos pinares y visualizándo barrancos cumbreros de extraordinaria orografia, crestas y macizos hasta llegar a la húmeda laurisilva del centro-norte y los suaves relieves en comparación con los de Las Tirajanas.

Muy recomendable en la primavera.

------------------------------------------------

Este texto está sujeto legalmente al derecho de autor. Cualquier manipulación en su contenido, asi como apropiación indebida con fines económicos, será denunciado en la administración que corresponda. Queda autorizada su publicación en otras webs, siempre y cuando se haga alusión a su fuente original.

/strong

No hay comentarios: