lunes, 14 de noviembre de 2011

CAMINO REAL: Cumbre - Costa oeste; de Artenara a La Aldea por Altavista (ACTUALIZADO)



Es uno de los caminos reales más bellos y antiguos de Gran Canaria, utilizado desde tiempos remotos por los antiguos habitantes del pueblo cumbrero de Artenara para enlazar este municipio, con los de la costa oeste o las del noroeste, a través de fabulosos senderos que recorrian el gran desnivel que se ofrece desde los 1900 metros de altitud hasta los 0 metros sobre el nivel del mar. Antes de la construcción de la carretera que baja por las presas de la comunidad de regantes de La Aldea, estos caminos eran de tránsito obligatorio para quienes subian de la costa a la cumbre o viceversa.

El Camino Real que une Artenara con San Nicolás es famoso, tanto por su historia como por las magníficas vistas panorámicas que ofrece durante la mayor parte del recorrido, visualizándose a vista de pájaro, las más importantes cadenas montañosas y macizos del (O) y (NO), asi como la gran Caldera de Tejeda, la Cuenca de La Aldea y la Cuenca del Risco desde un mismo punto.

La diversidad paisajística es muy importante, destacando la hermosa y accidentada orografia de cuatro municipios (Tejeda, Artenara, La Aldea y Agaete), caracterizada por el "armonioso desorden" de la Tempestad Petrificada que en su dia definió Unamuno a tanto paraje arriscado.



La altura máxima de este interesante itinerario viene dada por la Montaña de Altavista (1400 m.) que comprende de una cima doble; la del este es un mirador excepcional de toda la Cuenca de Tejeda, su caldera, roques, barrancos, lomos y desfiladeros que constituyen todo este sector. Debajo de la cima se encuentra el gran Barranco de Tejeda - La Aldea y la Presa del Parralillo.

La cima del oeste, separada de la primera por una pequeña degollada, ofrece panorámicas hacia Tifaracal, las zonas altas de Tirma, el Valle de La Aldea y la cresteria del Andén Verde, en la distancia.
Altavista, como bien indica su nombre, es la mejor atalaya que ofrece una visión de toda la vieja Tamarán.

La ruta a seguir comprende, en su mayor parte, tramos de descenso continuados, algunos muy leves y otros más notables, y algún que otro ascenso (si se quieren visitar las cimas de Altavista), recorriendo prácticamente la integridad del Macizo de Altavista.

Cabe advertir que durante el recorrido iremos encontrándo multitud de bifurcaciones y trifurcaciones, por lo que siempre es conveniente no realizar en solitario la caminata, sobre todo si se desconoce la zona.

El paisaje cambia constantemente, ofreciendo lugares húmedos y frondosos, como el pinar, en las zonas altas de inicio y puntos más áridos y secos, con vegetación desértica, en las más bajas, cercanas al valle; esta circunstancia es relativa, ya que en invierno, todo el itinerario se envuelve de verde.

Aunque la ruta puede ser empezada en diferentes puntos, la descrita aqui se inicia en el Pueblo de Artenara, aumentándo considerablemente el kilometraje del recorrido; no obstante, las sensacionales vistas bien merecen el esfuerzo.

Asimismo, puede finalizarse en otras zonas diferentes (Tirma, El Risco, Tifaracal), pero en este caso terminará en el Barrio de Castañeta, de San Nicolás.

A pesar de su extenso kilometraje, es una ruta sencilla, muy interesante desde el punto de vista histórico y paisajístico y digna de realizar, al menos, dos veces al año; en otoño y tras el invierno, a comienzos de la primavera.

Existe además rutas alternativas a esta que la hacen aumentar en 30 a 41 kilómetros: muchos comienzan el itinerario desde Cruz de Tejeda, llegan a Artenara y continuan hacia La Aldea. Otros optan por la banda de Agaete; suben por San Pedro, Berrazales o Lomo del Manco hasta Artenara y continuan. En ambas opciones, se suele pernoctar en Artenara o furtivamente en el pinar, haciendose el itinerario en dos dias.

----------------------------------
KILÓMETROS: 20 Aprox. (Si se sube a las cimas de Altavista, añadir 1,5 kms. más)
DURACIÓN: 7-8 H.
ESTADO DEL SENDERO: Muy bueno en todo el trayecto. Especial atención al Paso del Palo por acumulación excesiva de pinocha.
DIFICULTAD: Baja (Especial atención a las bifurcaciones)
RESISTENCIA PARA INICIADOS: Baja
RESISTENCIA PARA PRINCIPIANTES: Media - Alta
TIPO DE RUTA: Comienzo y Finalización en puntos diferentes
TRAMOS AÉREOS: No
COMIENZO Y FINALIZACIÓN: Comienzo: Artenara (consorcio de bomberos) y Finalización: Castañeta (La Aldea)
MUNICIPIOS: Artenara - Aldea de San Nicolás
----------------------------------

La ruta es tan hermosa como larga; se recomienda realizarla muy temprano, sobre todo en horario de invierno ya que los puntos de inicio y finalización son muy distantes, separados por más de 20 km. Habrá que dejar coches en estas localizaciones, por lo que seria buena idea, incluso, pernoctar en La Aldea en la víspera y subir temprano a Artenara para empezarla al dia siguiente.

Dividiremos la gran caminata en 3 tramos:

TRAMO 1: Artenara - Montaña del Brezo - Degollada del Sargento - Cruz de Maria - Junta de Los Caminos - Risco Alto - Degollada de Las Lajas del Jabón - Montaña de Altavista

Es el tramo más largo y se inicia en el consorcio de bomberos de Artenara (tras subir la cuesta asfaltada que viene del centro del pueblo y en la rotonda que dá acceso a los desvios de Tejeda y Tamadaba). Siguiendo una pista que se traza hacia el (NO), pasamos cerca de un helipuerto y del cementerio de dicho municipio.

Pronto se bifurca, debiéndose de tomar la pista que gira a la derecha y asciende, pues la que continúa en descenso conduce al Ventanieve y al Pago de Acusa. Internos en el pinar, la senda forestal nos guia en muy ligero ascenso hacia la Montaña del Brezo, pasando previamente cerca de una gran antena de telefonía móvil. Durante este trayecto, ya se divisa fantásticamente el Nublo, el Bentayga y la "Tempestad Petrificada" que los separa.

La bajada por la ladera (NO) de la Montaña del Brezo, sobre todo en su tramo inicial puede resultar resbaladiza, debido a la gran cantidad de pinocha que cubre el camino. En invierno, es muy común la neblina densa y la baja temperatura de la cumbre grancanaria.

La montaña, posee varios miradores hacia la banda de Altavista que cae sobre Acusa y la Presa de La Candelaria (erróneamente conocida como Presa de Acusa), y en tiempo despejado hacia el Pinar de Tamadaba, que se extiende hacia el norte como una gran alfombra verde. En zig-zag, desciende sin pérdida hasta la carretera que enlaza Artenara con Tamadaba, debiéndose transitar un trecho por la calzada.

Pronto se abandona a la izquierda, donde aparece una flecha de madera marcada con el número 7; es la ruta que desde Artenara se dirige hacia San Pedro del Valle de Agaete, a través del Camino Real de Tamadaba o de Los Romeros.

El sendero recorre un pequeño lomo paralelo a la carretera pero a mayor altura, internándonos nuevamente en la zona de pinar y finalizándo en otro tramo de carretera, cruzándo la entrada a la Finca de Tirma por esta vertiente.

Dejamos el asfalto de nuevo, siguiendo la flecha de madera marcada con el 7 y asi, sucesivamente se recorren varios lomos, alternando asfalto con senderito hasta llegar a la Degollada del Sargento, un mirador hacia la Caldera de Tejeda y hacia la Mesa de Acusa. Fantástica visión de la ladera (O) de la Montaña del Brezo, totalmente cubierta de pinos.
La degollada es referencial por estar circunvalada por una barandilla de madera en cuyo centro dos troncos enlazados van marcando varias "X". Se puede comenzar la ruta desde aqui, dejando los coches en la pequeña esplanada que forma la degollada, pero en este caso, se evitan las vistas desde la Montaña del Brezo, muy espectaculares.

El camino, marcado con la susodicha flecha, sale hacia el (NO) en notable ascenso. Es el inicio del Macizo de Altavista por la vertiente cumbrera.

La prolongada subida llega a una importantísima bifurcación a la que hay que estar muy atentos: el sendero que continúa a la derecha (NO) y marcado con la flecha, vá hacia Tamadaba por el Camino Real de San Pedro (muy recomendado) y por tanto NO debe tomarse en esta ocasión.

Escogeremos el de la izquierda (O), que en ascenso enfila hacia las zonas más altas y húmedas del pinar.

Seguir siempre el curso natural del camino trazado, pues existen varios atajillos que si se desconoce la zona no deberian ser tomados (conducen a puntos resbaladizos). Llegaremos asi a la famosa Cruz de Maria, punto de mucha superstición ancestral y referencia de inicio del Camino Real de Artenara.

Antiguamente, los habitantes de La Aldea que por circunstancias naturales fallecian en Artenara o viceversa, tenian que ser trasladados en ataúdes hasta su municipio natal para ser enterrados; durante el trayecto por este camino, ya que no existia carretera entonces, el cortejo fúnebre hacia varios altos de descanso. Donde depositaban por breves momentos los restos del finado, se levantaban pequeñas cruces de madera. Una de ellas, es la de María, donde cuentan las leyendas que se "aparece" el espectro de un cura.

Toda esta zona, incluyendo las poblaciones de Acusa Verde y Seca, forman parte de una gran cultura supersticiosa, que si bien, muchos no son creyentes en ellas, si son lo bastante interesantes de escuchar como para conocer las diferentes vias y entender en cierto modo, las muchas referencias que encontraremos en toda la caminata.

El camino continúa sin pérdida, bordeando un gran lomo y con vistas hacia Acusa. Pronto cambia de vertiente y asi sucesivamente hasta llegar a la Junta de Los Caminos, desde donde se divisa la Caldera de Tejeda por un lado y la Cuenca de Tirma - El Risco por otro. Fantástica visión de Faneque y su escarpado laderón occidental que desciende de su cumbre hasta El Risco de Agaete.

En la costa se aprecia la Playa del Risco y algunas de las montañetas más altas del Andén Verde. Por la otra banda, el Bentayga en primer plano, Los Riscos de Chapín y el Nublo. Los barrios "colgantes" de Tejeda y la gran planicie de la Mesa de Acusa, junto a la Presa de La Candelaria.

Al (SO), la cadena montañosa del Macizo de Pajonales - Inagua, que baja paralelo al de Altavista, dejando en su abismo central, el profundo tajo del Barranco de Tejeda - La Aldea (cambia el nombre a partir del dique de contención del Parralillo aguas abajo).

Viene ahora un leve descenso en zig-zag hacia un montículo rocoso que hay que bordear por la vertiente de Acusa; es Risco Alto y se dirige sin pérdida a la Degollada de Las Lajas del Jabón, llamada asi por las lajas que forman el terreno, altamente resbaladizas cuando están humedecidas y mohosas.

Con precaución se bajan y se llega al sendero que se bifurca nuevamente, debiéndose evitar tomar el de la izquierda (NO) ya que baja a Acusa.

Escogido el de la derecha (O), nos acerca a la imponente base de la Montaña de Altavista, con una clara e importante trifurcación de caminos recientemente señalizadas con flechas de madera: el camino central en zig-zag sube a las cimas (muy recomendable, pues las panorámicas son muy impresionantes) y aumenta el recorrido total en 1 hora y poco más. El sendero que bordea la banda de Acusa, a nivel inferior al central, a la izquierda (SO), no tiene salida; conduce a un pequeño mirador en la ladera suroccidental de Altavista hacia la Presa del Parralillo.

El de la derecha (O), sigue su curso por el Camino Real de Artenara. La subida a Altavista es casi obligatoria si se hace esta ruta, ya que es uno de las joyas que guarda el trayecto.

En cortos zig-zags al principio, que van extendiéndose a medida que ascendemos, en 20 -25 minutos llegamos a la primera de las cimas (hay algunos puntos del tramo resbaladizos si hay humedad), que se sube por la vertiente de Tirma.
La subida es un poco agotadora si se realiza por primera vez, por lo que se aconsejan los altos de descanso para evitar fatigarse.

Una vez se llega a la cumbre, se ofrecen las grandiosas vistas, las mejores de la Caldera de Tejeda; La primera cima es muy reducida, dando de inmediato al vacio por la banda de Tejeda. De frente, se levanta la escarpada Mesa del Junquillo y la sinuosa carretera que viene del Carrizal de Tejeda o de Artenara. A sus pies, la Presa del Parralillo, casi un kilómetro por debajo de donde estamos situados.
Toda la panorámica es expectante; los barrancos en "V" cerrada bajan de las cumbres hacia el (O), dejando a un lado y otro, numerosos desfiladeros, aéreas degolladas, roques y barranqueras tributarias. Bonita visión del Nublo custodiando la gran caldera, en cuya base se extiende una gran llanura inclinada a modo de plancha rocosa que separa el Barranco de Tejeda de los de la vertiente del Juncal.

En la vertiente opuesta veremos toda la cuenca alta de Tirma y los barranquillos que bajan hacia los acantilados del (NO); la Presa del Vaquero, El Risco de Agaete y su playa, custodiados por la gigantesca mole de Faneque, que con orgullo alza su punta a un kilómetro por encima de la accidentada costa.

Parte del Pinar de Tamadaba, extendido hacia el (N) pone fin a tan espectacular perspectiva. Sin embargo esta es sola la estampa que ofrece la primera cima.

El senderito que sigue hacia el (O), cruza la cabecera de la barranquera en una pequeña degollada que "parte" literalmente en dos la montaña y llega a su segunda cima, la occidental, que posee un mojón del Cabildo que la identifica como vértice geodésico.
Existe una variante exigente que baja esta escorrentia hasta la Presa del Parralillo, haciendo un pequeño trayecto por el aéreo Canal del Bentayga.

Todo el Valle de de La Aldea a nuestros pies y los profundos barrancos de Tifaracal y El Salado. En frente, la estribación del Macizo de La Inagua en su llegada a San Nicolás y el de Guguy en la costa, de fondo, con sus emblemáticas y ya conocidas siluetas montañosas.
En la banda opuesta, la gran pista forestal que recorre íntegramente la Finca de Tirma.
Existe otra alternativa muy exgiente de bajar a Tifaracal por la ladera (O) de Altavista. No recomendada a la gran mayoria por ausencia de sendero en muchos tramos de acusado desnivel (*).

Una vez nos hayamos deleitado con tales perspectivas, debemos bajar la Montaña de Altavista por el mismo camino, hasta llegar a la trifurcación que se nos presentaba antes de subir a ella.

Recordar que el sendero que se ha de escoger es el de la derecha (O), que en ligero ascenso bordea la cara (NO) de la formación.

El tramo 1 puede tener una duración de menos de 3 H.

TRAMO 2: Trifurcación - Paso del Palo - Hoya del Escobón - Degollada de Los Pilones

Es el tramo más corto y el último que permite la visualización de las vertientes Tejeda - La Aldea y Tirma - El Risco a la vez.

Tras tomar el camino de la derecha (O) en la trifurcación, ascenderemos hasta llegar a una serie de revueltas sinuosas (el sendero es pedregoso en este punto), bajando a continuación una gran loma con varias escorrentias por sus laterales, hacia la banda de Tirma.
Es el Paso del Palo, de inclinación acusada pero segura (mucha precaución por las piedras sueltas y la acumulación excesiva de pinocha).

Tras cruzar una última barranquera, aparece más adelante una bifurcación; ha de elegirse el sendero de la derecha, en descenso, pues el de la izquierda en ascenso sube al morro y no tiene salida. A nuestra derecha aparece ahora la profunda Hoya del Escobón, de laderas muy inclinadas y con los últimos pinos más bajos.

Si se descendiera por esta hoya (muy complicado debido a la inexistencia de sendero y a la acusada inclinación, pero no imposible) llegariamos al Barranco de Guguy Grande, en Tirma y enlazar con la pista que atraviesa la finca.

Pasando junto a unas cuevas altas de formas muy curiosas, llegamos a la Degollada de Los Pilones, final del tramo dos y último mirador de las dos vertientes; al (O) la zona alta y árida de Tifaracal y la cabecera de sus principales barrancos, al (NO) Tirma y Faneque.

En este punto finaliza también el pinar; a partir de este momento, solo la vegetación baja de zona desértica (jaras, escobones, tabaibas) cubre el escarpado paisaje.

La duración del tramo 2 no deberia superar las 2 H.

TRAMO 3: Degollada de Los Pilones - Las Cumbrecillas - Hoya de La Lajilla - Degollada del Humo - Llanos del Tarajalillo - Degollada del Morro de Las Tocinas - Cruz del Pino - Barranquillo de Castañeta - Barrio de Castañeta

Otro de los tramos más largos y con una constante bifurcación de sus caminos, aparición de pistas forestales y desvios alternativos.

Desde la Degollada de Los Pilones se toma el sendero que baja a la izquierda (O), dejándose de ver definitivamente la zona de Tirma y El Risco y con vistas permanentes hacia los invernaderos aldeanos (tomar siempre como referencia) y la cresteria que separa el Barranco de La Aldea de la zona de Pino Gordo.

Tras varios zig-zags, rodeamos la cabecera del Barranco de Tifaracal hasta llegar a un profundo declive que cae hacia esa banda, conocido como Hoya de La Lajilla, en Las Cumbrecillas, un conjunto de pequeñas montañetas de poca altura y que cierran la visión hacia el oeste.
Sobre nosotros habremos dejado una gran cueva en forma de media luna como referencia.

El camino desciende rápidamente hasta una pequeña degollada (del Humo) y enfila hacia un morro contínuo, donde se bifurca: escoger el sendero de la derecha (O), pues el de la izquierda (SO), a parte de ser aéreo no tiene salida.

Todo este trayecto está bien marcado por mojones, pero están tan dispersos que a veces pueden ser pasados por alto. La zona es muy pétrea.
Cerca se encuentra el Camino Real que viene del Risco hasta San Nicolás, pero a cota inferior.

Recuerden que como referencia de que vamos por el camino bueno, siempre hay que ver los invernaderos aldeanos, excepto en un par de tramos en los que los riscos lo obstaculizan, pero una vez superados vuelven a verse.

Lleva directo a una pequeña cañada que desemboca en la pista forestal que desde Tirma llega a Tifaracal.

Como referencia habrá cerca un pequeño cobertizo protegido con una lona azul.
Evitándo cogerla a la izquierda (SO), se remonta el último ascenso (O) y se llega a la pista principal que viene de Tirma.

En este caso bajamos a la izquierda (a la dcha. se vá a la finca) y abandonamos la pista en su tercera curva, en un sendero que aparece marcado con mojones y que se interna en un pequeño barranquillo, con vegetación baja y espesa.

Se cruza su cauce y se continúa rumbo sur hacia los Llanos del Tarajalillo, fáciles de identificar por ser las únicas planicies que nos escontraremos en esta zona.

En este punto, es posible que los invernaderos de La Aldea dejen de verse.. no es motivo de alarma; puede tomarse como referencia la cresta del Barranco de La Aldea o la zona de Tifaracal, que aparece contínuamente por el (N). La tierra del paisaje por estos llanos es de color rojiza (bermeja) y pueden verse algunas piedras de colores de la formación azulejos.
El sendero en ocasiones se difumina, pero los cercanos Riscos del Carreño nos dá la referencia de que el camino debe ser continuado obligatoriamente hacia el (SO).

Tras rebasar los llanos y desviarnos ligeramente a la izquierda, llegamos a un mirador rocoso desde donde se abarca al fin todo el Valle de La Aldea; en este punto, habremos llegado al Mirador de la Degollada del Morro de Las Tocinas, que es un lugar de tránsito de varias rutas y punto de referencia.

El camino de herradura multicolor que desciende al (O) puede desviarse en cierto punto y enlazarse con la ruta que viene de Tirma, bordeando la bonita Montaña de La Cueva del Humo.
Este desvio está cerca de una edificación, ya bajada la cañada y es identificativo al ser el único que viene del (O).

El que baja a La Aldea es el que desciende sentido (SO), a través de pequeños lomitos pedregosos de tierra bermeja y que sin pérdida nos lleva hasta una cruz (Cruz del Pino).
Existe una pista que viene de Castañeta hasta la zona alta de invernaderos y que puede ser atajada, pues es bastante monótona.

Tras el descenso de varias lomas, las últimas de inclinación acusada, finalizamos junto a un cartel que pone "Entra usted o Sale usted de un Espacio Natural Protegido" que hay a pie de pista, poniendo fin al Camino Real.

Se recorren 5 minutos por ella y finalizamos en el Barrio de Castañeta, donde hay que cruzar el cauce bajo del Barranco de La Aldea y llegar a la carretera que conecta La Aldea con Artenara.
De aqui al casco urbano son 10 minutos más a pié.

Excepcional ruta de interesante y alto valor paisajístico.
Una de las que incluyen las mejores vistas de toda la Caldera de Tejeda, parte del noroeste y todo el oeste de la isla.

Altamente recomendable incluso a niños mayores de 12 años iniciados en senderismo.

-----------------------------------------------------

RECOMENDACIONES

- Comenzar temprano la ruta. Los puntos de comienzo y finalización son muy distantes. Buena idea es pernoctar en La Aldea la víspera.
- Evitar realizarla en verano con sol fuerte. El calor es muy desagradable en la zona de Tifaracal en épocas estivales.
- Evitar hacerla con tiempo lluvioso. Existencia de tramos muy resbaladizos. La niebla tiende a densificarse mucho en la zona de pinar obstaculizando la visión y el riesgo de tomar un desvio erróneo. Con bruma espesa puede alterarse la orientación y pasar por alto los puntos referenciales.
- Cobertura de telefonía móvil en pocas zonas de inicio del tramo 1 y final del 3. Totalmente nula en el 2.
- Especial atención a las bifurcaciones. Se han detallado las más conflictivas.
- Llevar como mínimo 3 litros de agua por persona o mejor aún, bebidas rehidratantes isotónicas.


No olvidar que estaremos caminando dentro de un Espacio Natural Protegido. Mucho cuidado de no dejar "recuerdos" en forma de basura durante todo el trayecto asi como de evitar, en lo posible, fumar o tener mucho cuidado de no tirar colillas encendidas en el pinar.


(*) Variante de Altavista a Tifaracal por la cresteria

Fotos de Interés


----------------------------------------------


Este texto está sujeto legalmente al derecho de autor. Cualquier manipulación en su contenido, asi como apropiación indebida con fines económicos, será denunciado en la administración que corresponda. Queda autorizada su publicación en otras webs, siempre y cuando se haga alusión a su fuente original.

No hay comentarios: