lunes, 29 de agosto de 2011

CIRCULAR 2: El Viso - Cortijo de La Inagua - Bordeo de Montaña Las Monjas - Andén de Tasarte (ACTUALIZADO)

Las Monjas, es una montaña de poco más de 1450 metros de altura, que se levanta entre las cabeceras de los barrancos del Lomo de San Mateo, Vigaroé y Las Garabateras, en plena Reserva Natural Integral de La Inagua.

Está contituida por laderas de fuerte pendiente al oeste, que forman un gran circo de escarpes que cierra el Barranco de Vigaroé y de lomas más suaves hacia el este, donde confluye con el Pinar de La Inagua y el Lomo de San Mateo.

Su cima está protegida por pétreos caideros muy verticales, por donde caen las aguas que vierte hacia los barrancos occidentales de la reserva, pudiendo ser alcanzada por garrapateo, solo en algunos puntos de su falda este.

No obstante, la ruta propuesta bordea esta majestuosa montaña, a través de un andén, situado a suficiente altura como para poder ofrecer al caminante unas vistas muy espectaculares del oeste grancanario y de los barrancos de La Inagua, cerca a los 1000 metros de altitud aproximadamente.



Ahora bien, debido a las constantes bifurcaciones del sendero y al pésimo estado del camino por el andén (tras el incendio de 2007, mucha de la vegetación arrasada se retorció en las laderas y cayeron al sendero, provocando su obstaculización), es muy conveniente que la ruta se haga siempre en compañia de alguien que conozca el lugar, ya que en caso contrario, al desaparecer el camino en ciertos tramos, podria originar decisiones erróneas a la hora de averiguar por donde continúa el andén. Aunque desde entonces se han efectuado varias limpiezas y recogida de los escobones calcinados, no han sido retirados en su totalidad.

El itinerario bordea la montaña desde su ladera suroeste, cobrando altura y recorriendo sus faldas que caen en potentes escarpes sobre el Barranco de Vigaroé y tributarios, hasta llegar en ligero descenso al cauce de su vecino por el norte, el Barranco del Lomo de San Mateo, donde finaliza el tramo por la montaña.

Durante toda esta travesia, a 800 - 1000 metros por debajo, se verán impresionantes panorámicas de toda la longitud de Vigaroé desde su nacimiento, la unión de sus afluentes, sus lomos arriscados que lo cierran a ambos lados y su desembocadura, cuya parte final no es visible desde aqui.

--------------------------
KILÓMETROS: 16 - 18 Aprox.
DURACIÓN: 8 - 9 H.
ESTADO DEL SENDERO: Excepto por el andén de la montaña, los demás tramos están en buen estado.
DIFICULTAD: Baja (por el andén Media - Alta).
RESISTENCIA PARA INICIADOS: Media
RESISTENCIA PARA PRINCIPIANTES: Alta - Muy Alta
TIPO DE RUTA: Circular
COMIENZO Y FINALIZACIÓN: Degollada de La Aldea
TRAMOS AÉREOS:
Si
MUNICIPIO: Tejeda - Aldea de San Nicolás
---------------------------


Como es un circuito muy amplio, lo dividiremos en 3 grandes tramos:

TRAMO 1: Degollada de La Aldea - El Viso - El Laurelillo - Cortijo de La Inagua - Comienzo del andén

La ruta arranca en la Degollada de La Aldea, el mirador situado entre los barrancos de Tasarte y los de Tocodomán, en pleno acceso al Barrio de Tasartico.
El sendero sube por El Viso, la estribación occidental del Macizo de La Inagua y cuyo itinerario es, en su mayor parte, aéreo pero seguro.

Junto a la parada de guaguas situada en la degollada, se inicia el camino que asciende rápidamente el lomo, con vistas únicas a Tasarte y que cambia pronto de vertiente, dejándose de ver este barrio y ofreciendo vistas hacia La Aldea exclusivamente.

Durante el ascenso, se cobra altura muy rápidamente y tras sortear un tramo de garrapateo fácil, el sendero enfila hacia el oeste subiendo más y más, hasta rozar los infranqueables paredones occidentales del Viso, allí donde el agua ha pulido estos caideros hasta hacerlos increiblemente perpendiculares.

En poco más de una hora se llega a la Meseta del Laurelillo, la cima del Viso, entrando ya en los limites de la reserva.

Aparece ahora el senderito que asciende hacia las faldas de la Montaña de La Inagua, a cota alta y majestuosa, en el camino que nos llevaria al Andén de Tasarte o a La Escalera, teniendo la referencia del poste oxidado de "entra usted en un espacio natural protegido"; sin embargo, en esta ocasión, no tomaremos esa dirección, sino que escogemos la pista forestal que aparece al norte y que conduce al Cortijo de La Inagua.

La Montaña de Las Monjas queda ahora justo frente a nosotros.

Antes de iniciar la andadura por la pista, vale la pena asomarse al filo del borde del Viso, en su parte más occidental (Cruz del Viso) donde se observa todo el Valle de La Aldea a nuestros pies (las puestas de sol desde aqui son memorables).

Tomamos la pista y tras varias curvas, atravesando las zonas altas del profundo y encajonado Barranco de Las Casillas - Pino Gordo, llegamos al Cortijo de La Inagua, una serie de casas aisladas que se habitan por temporadas.

Al suroeste queda la Montaña de La Inagua y el sendero que pasa por La Escalera, justo en frente, al noroeste, Las Monjas; entre las dos montañas, la cabecera del Barranco de Las Casillas - Pino Gordo. Hay una vista muy espectacular del tramo de este barranco que cae hacia el pequeño Valle de Pino Gordo, en un cortado escarpado en foma de una aérea "V", al oeste del cortijo.

El camino sigue por la pista, pasando cerca de las casas e iniciando un descenso ligero hacia el norte y desviándose posteriormente ya en ascenso, al este, donde se bifurca; el camino que continúa al este se interna en el pinar y llega a la Degollada de Las Brujas, tras casi 10 kilómetros de pista forestal o en su defecto, por el senderito que va paralelo a esta por La Escalera, bordeando las laderas norte de las Montañas de La Inagua y Los Hornos.

El que gira al norte lo debemos de tomar, pues conduce al caminito que lleva a la Montaña de Las Monjas.

La via muere poco después en un descampado utilizado para que los coches 4x4 puedan dar la vuelta y retornar nuevamente por el mismo camino.

Viene ahora un tramo que puede confundir; parece que el sendero arranca en la pequeña montañeta rocosa situada cerca del descampado, al oeste, pero no es asi. Ese sendero sube a esa montañeta sin tener salida.

El itinerio a seguir es el siguiente: mirando al sur, encontraremos una enorme loma pedregosa que baja directamente de las faldas de Las Monjas; hay que trepar esa loma (fácil, inclinación muy suave), hasta encontrar a unos 15 - 20 metros más arriba, el sutil senderillo que viene del pequeño Paisaje Lunar de La Montaña de La Tosca y de Las Garabateras.

El caminito, al ser muy poco frecuentado, es poco visible, pero destaca sobre el resto de la ladera.
Una vez visualizado, se sigue en dirección sur (al norte queda la cabecera del Barranco de Las Garabateras y al oeste, una pequeña cresta divisoria que separa este barranco de la zona alta del de Las Casillas - Pino Gordo) y en ligero descenso, dá una curva (debajo queda la pista que desde las Casas de La Inagua vá hacia la Degollada de Las Brujas) y comienza su ascenso prolongado hacia la base de la ladera suroeste de Las Monjas.

Recuerda que el camino, al ser poco transitado, se ha difuminado en ciertos puntos, de ahí la importancia de ir con alguien que conozca la zona.

Si esto no es posible, ir siempre por los tramos más trazados del camino y como referencia, en caso de pérdida, tomar siempre el Cortijo de La Inagua y El Viso, justo al oeste.

La subida nos lleva a una cañada de inclinación moderada y muy pétrea, con piedras sueltas.
Hay que subirla en su totalidad, dejando a la izquierda unos riscos altos y a la derecha, un tributario del Barranco de Las Casillas.

Sobre nosotros, se alza la pared occidental de la Montaña de Las Monjas.

Tras la angosta subida, se llega a una planicie donde existe una pequeña era y los restos de un antiguo refugio para animales, rodeado de muros de piedra, ahora derruidos. Perspectiva desde aqui de las montañas de Los Hogarzos y Los Cedros, tras los Riscos del Viso.

TRAMO 2: Vuelta a la Montaña de Las Monjas (laderas suroeste, oeste y norte) - Barranco del Lomo de San Mateo - Degollada del Agujero

Comienza aqui el senderito que conduce al andén.

Hacia el norte, sale el camino desde el refugio y en ascenso, se dirige a la base de la ladera de la gran montaña, donde arranca el andén que se dirige al norte.

Pronto se toma altura y tras sortear una pequeña barranquera que baja de las zonas más altas de la montaña (encontrarás como referencia un gran tronco tirado en mitad de su cauce), comienza su bordeo por el impresionante laderón oeste.

El trazado del andén es bueno, solo que en parte se ha obstaculizado por los restos de escobones retorcidos por el fuego, aunque el resto de la zona se haya recuperado ya del desastre de 2007. Para sortear estos puntos, basta con partir las ramas calcinadas o pisarlas, ya que no existen alternativas de ir por otro lado al ser un andén (camino único).

A un lado quedan ahora los paredones y caideros intransitables de la montaña, por donde bajan grandes escorrentias hacia Vigaroé, que comienza a visionarse bajo nosotros. Los gigantescos lomos que lo separan a ambos lados, muy escarpados, poseen unas tonalidades rojizas y ocres muy llamativas. El de la zona noroeste acaba cerca del Roque Astrado, una prominencia en punta que cambia la tonalidad de su piedra según la intensidad de los rayos del sol. A esta altura se ve también la cara suroeste del prominente Morro del Conejo, en cuya base, no visible por esta banda, se encajona el Embalse de Siberio.

El senderito sube y baja, según las irregularidades del terreno, para ascender definitivamente hacia los más de 800 metros de altura sobre el cauce del barranco; sus tributarios laterales quedan ahora al descubierto: pequeñas barranqueras vertiginosas pulidas al agua y de cauces escalonados y muy verticales, cubiertos de pilancones y densa vegetación (uno de los lugares menos visitados y más salvajes de Vigaroé) y que se precipitan a ambos lados del circo. Existe el llamado Caidero Negro, un escalón de superficie lisa muy pulida y de un tono negro satinado que destaca entre el ocre del paisasje colindante. Hay que superarlo por lateralización, ya que a través de el, dado su pulimiento, es casi imposible.

Al norte se divisa una perspectiva de la parte más baja de la Caldera de Tejeda; la Mesa del Junquillo y sus laderas sur quedan frente a nosotros.. tras ella, la gran Montaña de Altavista fisurada en dos por una gran barranquera vertical que cae sobre la Presa del Parralillo.

Al oeste La Aldea, y las estribaciones de los Macizos de Altavista, al norte y el de La Inagua, al sur; tras este, el de Guguy, recortado, cierra el gran valle aldeano hasta el mar.

La zona de Tifaracal y las lejanas montañas de Tirma.

La sucesión de crestas afiladas y que dividen todos los barrancos que se dirigen hacia San Nicolás es únicamente visible desde aqui, teniendo la estampa final una espectacular panorámica.
Siguiendo el curso natural del andén, comenzaremos una zona que describe una gran curva, internándose en la Hoya de Los Poleos, una pequeña cuenca donde en épocas frias (algo atipico de este área), el olor a menta es muy característico.

Este tramo del itinerario se caracteriza por la masiva obstaculización de matorral seco en mitad del andén, que han terminado por colapsarlo completamente.

Se han abierto pequeñas sendas alternativas, que ascienden o descienden por el declive desnivelado y siempre paralelo al andén principal, pero el terreno escarpado y resbaladizo lo dificultan bastante. En ciertos puntos habrá que descender pequeñas rampas de tosca por destrepe suave pero con seguridad.

Por tanto, mucha precaución y sobre todo paciencia en este punto (la jungla de escobones retorcidos).

Viene ahora la parte final del bordeo, en su descenso hacia la banda del Barranco del Lomo de San Mateo, otro de los occidentales de La Inagua, por la ladera norte de la montaña.

La bajada final es muy pendiente y de terreno muy resbaladizo; el sendero se corta en varios puntos debido al corrimiento de la tierra y deberá sortearse por garrapateo, debiendose tener mucha precaución, pues el fuerte desnivel hacia el cauce del barranco, unos 15 metros por debajo, puede impresionar.

En la ladera opuesta, en la cima, se ve el Morro Castrado, cerca de la cresta divisoria que separa este sector de la vertiente hacia El Cofre y Siberio. Finalizamos aqui la vuelta por la montaña; hemos pasado de su ladera suroeste, bordeando la del oeste y terminando en la noroeste, en aproximadamente 1:50 min.

El sendero cruza el cauce del Barranco del Lomo de San Mateo, donde existe una clara bifurcación: hay que escoger la que sube en zig-zag a través del pinar, ya que la que sigue aguas abajo, conduce hasta la confluencia de este barranco con el de Lina, que baja paralelo por la banda opuesta.

La subida es muy notable y prolongada, a través de serpenteos por el silencioso y bello pinar, dejando una panorámica del barranco flanqueado por Las Monjas, al sur y por la cresta que lo separa de Lina al norte.

Tras casi 40 minutos de ascenso contínuo (una de las partes que requieren más resistencia fisica del recorrido), llegamos a la Degollada del Agujero, en el corazón de la Reserva de La Inagua, poniendo final al espectacular Tramo 2.

TRAMO 3: Degollada del Agujero - Degollada de Las Brujas - Andén de Tasarte - El Laurelillo - El Viso - Degollada de La Aldea

La Degollada del Agujero se sitúa en la gran pista forestal que atraviesa toda la Reserva de La Inagua, de este a oeste, teniendo vistas hacia la banda del Lomo de San Mateo y Mesa del Junquillo, al norte y los barranquillos que bajan hacia el suroeste y se irradian por todo el amplio pinar.

El entorno, en este punto, es muy hermoso y relajante.

De los dos sentidos que tiene la pista, debemos escoger el que vá hacia el oeste (mirando por donde hemos subido, el de la izquierda), pues el del este lleva a la Cruz de San Antonio, cerca de la Presa Cuevas de Las Niñas.

Es un tramo por via de unos 30 minutos, que conduce sin pérdida, a través del frondoso pinar, a la trifurcación de pistas y senderos de la inmediata Degollada de Las Brujas.
La pista que desciende al sur la descartamos, pues baja al Aula de La Naturaleza de Ojeda - Inagua y de aqui conecta con la ruta de Los Azulejos de Veneguera.

La pista que sigue hacia el oeste se puede tomar; vá hacia El Laurelillo por La Escalera, la "trasera" del Andén de Tasarte, recorriendo las faldas de la Montaña de Los Hornos y de La Inagua y pasando cerca de varias escorrentias que bajan desde sus cimas, que pueden ser visitadas, siendo la de La Inagua vértice geodésico.

O bien tomar el camino que conduce al Castillete y de aqui al Andén de Tasarte, con vistas insuperables hacia el suroeste de la isla.

Tanto un camino, como el otro, llevan al Laurelillo, solo que uno lo hace por el interior por pista (La Escalera) y el otro por el exterior a través de sendero (Andén de Tasarte).

Como el tránsito por pista es monótono y cansino, es recomendable el Andén de Tasarte, que tras 45 minutos de tránsito al borde de los Riscos de La Inagua, se llega al Laurelillo, donde parte el camino de descenso hacia la Degollada de La Aldea por El Viso, poniendo punta y final a esta impresionante circular por La Inagua.

El circuito puede hacerse alrevés, es decir primeramente desde El Laurelillo tomar el Tramo 3 y finalizar en el mismo punto viniendo por el Tramo 1; sin embargo, encontrar el camino que desde el Barranco del Lomo de San Mateo conecta con el andén que bordea Las Monjas puede dificultarse, debido a los puntos conflictivos citados anteriormente, en el que el sendero se corta por culpa del deslizamiento de tierra de la ladera.

Ruta aconsejable en primavera o comienzos de estio, ya que necesita del horario de verano para realizarse (en el de invierno nos sorprenderia la noche, a no ser que hagamos el circuito en tiempo récord).

Si eres experimentado y te gusta hacer senderismo nocturno, puedes esperar en la Punta del Viso una exultante y única panorámica de la puesta de sol.. Los reflejos anaranjados del atardecer proyectados hacia los Riscos de Guguy son increibles.

Después, se procede a bajar El Viso con linterna, prestando especial atención en el pequeño tramo de garrapateo (que suele omitirse) antes de enlazar con la bajada final.

El cielo estrellado es indescriptible.

Altamente recomendable.

-------------------------------------------


Este texto está sujeto legalmente al derecho de autor. Cualquier manipulación en su contenido, asi como apropiación indebida con fines económicos, será denunciado en la administración que corresponda. Queda autorizada su publicación en otras webs, siempre y cuando se haga alusión a su fuente original.

No hay comentarios: