domingo, 8 de mayo de 2011

La Inagua, siempre mágica..

Junto a Pajonales, forma uno de los macizos grancanarios más bellos e imponentes que el paisaje de la isla pueda regalar al caminante. Con su hermoso nombre de mujer, contrasta radicalmente con su orografia fuertemente abrupta, de riscos esculpidos por el tiempo, angostos barrancos en "v" que solo permiten el acceso hasta ciertos puntos, guardando lo mejor para si mismos, densos pinares en cadena, montañas aisladas coronadas, morros que sirven de sublimes atalayas, mesas levantadas desde los lechos de las profundas corrientes de agua, monolitos que "vigilan" el pétreo y exuberante paisaje, cañones de pelicula y un sin fin de escenarios naturales, según la vertiente que visitemos dentro del mismo área protegida. La Inagua, siempre enamora..

De los más de 200 kilómetros de sendero y pista forestal, un discreto 20% está cerrado a la circulación, bien por su dificultoso tránsito o por ser zonas exclusivas de apareamiento de aves protegidas y flora endémica. Acceso al Roque Astrado, tributarios de Vigaroé, Las Barracas de Lina, La Alsándara, Los Riscos de Yescas, Llanos de Ojeda, etc.. son algunos de los lugares prohibidos a los senderistas, sin duda, auténticas joyas de la reserva de las que dificilmente pueden obtenerse fotografias, ya que los flashes desorientan a las aves azules que allí habitan.

Ahora, un grupito muy reducido ha tenido el privilegio de visitar estas zonas ocultas a la civilización.. el resultado es.. absolutamente sorprendente..
Al ser parajes altamente Protegidos, solo se han alternado algunos dentro de la serie de fotografias mostradas a continuación. Algún dia, si todos llegáramos a respetar el medio, posiblemente puedan ser disfrutados por tod@s.
































































































3 comentarios:

meloki dijo...

Es una pena que se estén perdiendo alli algunos de los mejores caminos de la isla.

Saludos

Tania dijo...

En parte y siendo consciente de que el comentario pueda delatar cierto egoismo, me alegra saber que muchos de estos senderos permanecen ocultos a la gran mayoria, ya que desafortunadamente, no todos respetan el medio por donde transitan..

meloki dijo...

Tienes toda la razón y yo también siento ese agoismo que comentas. por otro lado es cierto que hace muchos años, cuando aún se podía entrar sin esquivar a nadie, la zona estaba perfecta de igual manera (en cuanto a limpieza) y los caminos al ser transitados no estaban en el estado en el que están ahora muchos de ellos.

Si te fijas, pocos la conocen pese a ser un buen trozo de la isla. Eso es lo que ha permitido que La Inagua tenga esa magia.

Me encanta el blog. Sigan asi!

Saludos
Melo