martes, 15 de febrero de 2011

¿Sirven las denuncias para algo?

Soy consciente de que este blog puede servir de ayuda para muchos amantes del senderismo, que escogen nuestra isla para disfrutar al máximo de esta actividad, por lo que en un principio tuve reparos en publicar las fotos adjuntas a esta entrada, simplemente por la vergüenza que me causa exponer una zona de Gran Canaria, supuestamente catalogada en "papel mojado" como "Reserva Protegida" y que los que vienen a pasar unas vacaciones a la isla, vean la asquerosidad en la que han terminado por convertir este paraje, antaño considerado como un paraiso.

De hecho, y haciendo hincapié en mi comentario publicado en el post referente a lo de las motos, reitero una vez más que NO HA SERVIDO ABSOLUTAMENTE PARA NADA, las denuncias escritas, fotográficas y habladas telefónicamente con los que debieran preservar estos lugares y obviamente no lo han hecho ni harán jamás, hablando en tal caso de casi 500 firmas, más de 80 fotos de la reserva en su pésimo estado, creación en facebook de una "plataforma de protección", denuncias escritas a medio ambiente Las Palmas y Madrid y ayuntamiento de San Nicolás, declaraciones via telefónica y por e-mail.


Para más inri, cada denuncia fué archivada como asi consta y la reserva sigue acumulando basura, las llamadas telefónicas eran desviadas de una central a otra, tirándose la pelota y las playas siguen sucias y los mails jamás fueron contestados y los barrancos siguen mostrando una triste falta de mantenimiento.

Y para acabar, no sirvió tan siquiera la creación de la página en facebook, ya que, consciente de levantar ampollas tal vez con mi comentario, muchos firmaron virtualmente, pero a la hora de la verdad, de los 600 que mostraron su supuesta preocupación, solo 12 aparecieron en las 3 quedadas que se efectuaron para limpiar las playas el pasado año. Mucho bla bla bla, pero a la hora de la verdad no se vé motivación, en contraste con lo que en el muro de dicha página se expresaba... Todo queda muy bonito, pero las palabras habladas se las lleva el viento, las escritas no expresan verdaderas emociones y los hechos brillan por su ausencia.

Asi, mi amigo Moisés, crees realmente que esto se vaya a solucionar?; dejadez, incompetencia, abandono, pésimo mantenimiento, nula vigilancia y control, pasotismo, intereses puramente económicos.. es lo que se me ocurre al calificar a estos "señores".. y me quedo muy corta..

Y no es por ser negativa, pero dados los hechos, ya uno empieza a perder la esperanza a pasos terroríficamente agigantados..




Guguy actualmente, después de tres quedadas donde se sacaron kilos y kilos de basura de playas y barrancos.

3 comentarios:

Frank dijo...

Tania,muy buen reportaje y real de como unos pocos indeseables pueden destruir un paraje virgen....y como politicos incompetentes,y ministerio y concejalía de medio ambiente solo están para cobrar esos sueldos altos a fin de més sin hacer nada de las funciones por las que cobran esos sueldazos......
Cualquier paraje con o sin protección ambiental debe de ser cuidado por todos como herencia a nuestras proximas generaciones....

Anónimo dijo...

Que pasada como esta guguy, se me parte el alma.
No me enteré de las quedadas, pero por favor, para la proxima me avisan que iré.
Jorge R.

Jose J Calderin dijo...

Pobre playita de Guguy, me temo que en su virtud está también su desgracia. La mayor parte de la basura que se acumula en la playa la trae el mar, por lo que difícilmente tiene otra solución que un programa de limpieza periódica pero claro, está tan alejada y debe resultar tan "poco productiva" que parece no ser rentable.
Las corrientes marinas arrastran la basura sobre todo hasta el sur y suroeste de GC, y por eso siempre la encontraremos el Guguy mezclada con la de los jediondos de turno que, me temo, no son tantos como parece.
Por lo pronto, yo sugiero hacer lo que un servidor: sacar siempre de la playa más basura que la que uno lleva. Pesa poco y aligera la conciencia.
Más información en

http://www-pre.iccm.rcanaria.es/boletines/Simom/articulos_pdf/bloque1y2.pdf