lunes, 10 de enero de 2011

Una imagen vale más que mil palabras (6)

LOS ROQUES DE TENTENIGUADA


Estos impresionantes pitones fonolíticos forman parte del conjunto de escarpes de la Caldera de Los Marteles, donde muchos incluso los incluyen dentro del Área de Protección de la Reserva Natural Especial de Los Marteles y en las lindes del antiguo Bosque de laurisilva de Doramas.

Consta de una pronunciada elevación de agudo y bello perfil, que por naturaleza se ha partido y dividido en dos cumbrecillas que se alzan entre los 1400 (Roque Chico) y 1500 (Roque Grande) metros respectivamente, en la cabecera de los numerosos barrancos que descienden de los altos cortados de la vertiente [SE] de la caldera y que desaguan en los fértiles valles valsequillences. Dejan al noreste una profunda vaguada, a la que les dá sombra, antes de que ésta se abra más abajo en un amplio y ancho valle rodeado de montañas de alturas inferiores.

Custodian este valle como dos gigantes de piedra en un paisaje que es famoso por su espectacular floración primaveral, que envuelve todo el área en una fantástica paleta multicolor con las prominentes colinas como telón de fondo.

Vistos desde los pagos más bajos, los Roques de Tenteniguada conforman una de las estampas más hermosas del interior de la isla, con sus abruptos picos apuntando al cielo y rodeados de un terreno escarpado en las alturas y de esplédidas y onduladas llanuras en las zonas más bajas, donde se asientan algunos de sus principales pueblos como los del Rincón de Tenteniguada y Valsequillo.

Tienen la particularidad de presentar varias perspectivas, todas ellas de gran interés fotográfico, siendo las más espectaculares cuando se les retrata desde la distancia, o bien desde el Lomo del Pleito, alcanzando una panorámica de las dos montañetas juntas (desde las zonas más altas, a lo lejos [NE], incluso puede fotografiarse el Roque Saucillo creando una foto altamente lograda), o bien desde su base, desde donde se aprecia su grandioso relieve.

Impresiona mucho el ascenso desde estos barrios, por el Barranco de Quevedo [SO] o el Barranco de San Miguel, que desciende desde los mismos pies, hacia las faldas de los roques y ver sus portes imponentes que surgen como una enorme fortaleza rocosa que guardan multitud de historias en cada una de sus empinadas pendientes.

Dado su ostentoso relieve, que destaca entre los cerros colindantes mucho más bajos y menos accidentados, estos roques determinan una señal de identidad para los habitantes de Tenteniguada.

Tenteniguada es una derivación actual del antiguo término canarii Tenten-I-wadda y viene a significar como "el resonar desde abajo"; si se divide el término real, se consigue este concepto, que podria representar los sonidos del eco de los antiguos habitantes cuando se internaban bajo los laderones de los roques, en las entrañas de los barrancos que parten de sus pies y que resonaban en las pétreas laderas, facilitado gracias a un entorno cerrado por altos riscos que no dejaba "escapar" los ruidos que dentro de el se producian.

Aunque existen numerosas rutas de senderismo que atraviesan todo este sector, una de las que más interesa es el ascenso hasta la cima de ambos roques por el sureste, de características muy complicadas debido al fuerte desnivel de sus verticales laderas, aunque no imposible. Obviamente, esta variante solo se reserva para senderistas con experiencia en trepadas exigentes, ya que un handicap que ofrece esta alternativa a las caminatas convencionales es la presencia de una enorme y profunda fuga que cae perpendicular en el abismo [SE] del Roque Grande. La naturaleza geológica de la piedra de estos roques, de consistencia tremendamente dura, es poco vulnerable a la erosión, por lo que la forma y definición de sus contornos han podido varias muy poco a lo largo de muchisimos años.

Las rutas más populares donde se puede disfrutar de la excepcional orografia de estos roques monumentales son las que parten de San Mateo hacia el Roque Saucillo, pasando cerca del vecino Roque Jincado y enlaza con la Culata de Tenteniguada.

Otra es la que viene de la Caldera de Los Marteles, pasa casi rozando los declives espectaculares de ambos roques y baja hacia el pago del Rincón; en ella se incluye la famosa Ruta del Tajinaste Azul, muy apreciada por los senderistas debido a que en casi todo su trayecto, además de vislumbrarse la bella postal que ofrece la Cuenca Hidrográfica de Tenteniguada, el sendero aparece repleto de estas especies endémicas de altura considerable y que varian su color en las diferentes gamas de azules, violetas y en ocasiones morados. Esta característica es muy notable en los meses de abril y mayo, quedando el resto del año de un tono blanquecino, aunque no por ello menos bella.

La aérea y zigzagüeante Ruta de Los Alfaques tiene puntos elevados desde donde se divisa de una sola instántánea todo el conjunto del relieve de esta zona y llega a la pared norte de la Caldera de Los Marteles, dejando al [O] el Barranco de la Campellanía y al [E] el célebre Barranco de Los Cernícalos.

La fuerte pendiente por el Lomo de Los Alfaques requieren de cierta resistencia física por parte del caminante.

El sendero que viene de la Presa de Cuevas Blancas por el Barranco de La Pasadera es otra variante a realizar, aunque no se halla muy bien señalizado y la profusa vegetación ha escondido algunos tramos del camino.

En cualquier caso, toda ruta de senderismo que entre o salga de este área del [E] de Gran Canaria, el caminante tiene asegurada una buena colección de fotografias de uno de los parajes, que en su conjunto montaña-valle, puedan satisfacer a los más exigentes a la hora de capturar instantáneas de un mismo lugar con una gran diversidad de perspectivas.

Fotos: Juan y Paco T.

------------------------------

Quisiera agradecer la gran acogida que está teniendo esta sección y las numerosas fotos que han sido enviadas para su publicación en este blog.

Debido a falta de tiempo, de momento se seguirán colocando una vez por semana, circunstancia que podria variar en cuanto disponga de más tiempo para editar estas entradas.

Gracias. (T.M.A.)

2 comentarios:

Dvd360_180 dijo...

Tania, da gusto leer tus descripciones de los paisajes! No solo se nota lo que te gusta recorrer Gran Canaria, además te expresas muy bien!! Saludos.

Tania dijo...

Muchas gracias David. Si hay lectores a los que les gusta, pues a seguir adelante.
Un saludo!