domingo, 19 de diciembre de 2010

Una imagen vale más que mil palabras (3)

EL LOBO DE TIRAJANA


Cuando subiamos por el Panantón y llegábamos al "cañaón", siempre mirábamos la cara del lobo a ver "que nos decia"; si tenia las "orejas en punta" y nos miraba con "mala leche", casi siempre se "metia" niebla y caian "unas gotas" que empapaban las piedras del "cañaón", entonces sabiamos que ese dia no podiamos pasar a los riscos a soltar las cabras y nos quedábamos alli o volvíamos a bajar. Las piedras allí resbalaban como el demonio cuando llovia.. Otras veces el lobo "nos miraba bien" y salia el sol; esos dias nos ibamos caminando por los riscos "pa´rriba" y veniamos a "tener" a Las Nieves. Después bajábamos por el Risco Blanco..

Esta emotiva narración, proviene de Nicolás B., "Nicolasito", el pastor de Guayedra tristemente ya fallecido, haciendo referencia a sus caminatas pastoriles de juventud junto a su compañero Aurelio de Taidía, por los vericuetos del Cañadón del Jierro, el famoso canalizo por excelencia, que se abre en mitad de los Riscos de la Caldera de Tirajana, las altitudes máximas de Gran Canaria.



Hacia referencia al lobo como si de una predicción meteorológica se tratara; si los "miraba mal", decia que ese dia solia lloviznar, envolviendo la abrupta zona en una espesa niebla que bajaba del pinar y que no los dejaba ver más allá de medio metro. Los senderistas que han realizado la ruta al cañadón, sabrán perfectamente que parte de su trazado está formado de lajas, que al humedecerse con la lluvia suelen ser muy resbaladizas, lo que conlleva un riesgo en esta garganta de verticalidad casi perfecta. Si el lobo los "miraba bien", decia que salia el sol y no habia problema en subir por el cañadón hasta el Mirador del Pico de Las Nieves o por los veriles bajo el Roque Lajiudo.

El Roque del Lobo, también conocido como Cara del Lobo o la Cara del Gato, es una formación rocosa semejante al rostro de un felino o de un cánido, que se levanta en la cima de un prominente cortado que divide la grieta encajonada del Cañadón del Jierro de sus contiguos, de tránsito excepcionalmente técnico y muy complejo, como todas las variantes incluidas dentro del conjunto de grandes riscos y fuertes escarpes que delimitan la gran caldera central de la isla.

Visto de frente, la cara parece "que observa" al caminante que se interna en el angosto desfiladero del cañadón, con dos elevaciones laterales que pueden parecer a las "orejas" de un lobo o gato y el centro del "rostro" formado por irregularidades del terreno, que según la cantidad de luz solar que se le transmita desde ciertos ángulos y perspectivas, hace parecer que el lobo nos mira de "mal genio", si las sombras son profundas en las irregularidades antes mencionadas, haciendo notar su desafiante "mirada", o con "buena cara" como decia Nicolasito, cuando dichas sombras son menos notorias y su "semblante" se suaviza. A más sombras, más se resalta la apariencia con la mirada fiera de un lobo, destacándose incluso el contorno de un hocico pétreo.

Curiosamente a medida que nos acercamos a el, el parentesco felino tiende a desaparecer, circunstancia que aumenta visto desde lejos.

Es una maravillosa creación geológica que junto a los impresionantes Riscos de Tirajana de fondo, forman una espléndida estampa de una de las rutas más aéreas y de gran altura que podamos encontrar en toda la isla.

Los itinerarios tirajaneros más conocidos son, el enlace entre La Culata de San Bartolomé de Tirajana - Agualatente y el Mirador del Pico de Las Nieves (subida o bajada por el cañadón), parte de la Ruta de Bentejuí o la famosa Circular de Risco Blanco hacia el Bosque de Antenas por el Paso del Perro.

Todos ellos son itinerarios en su mayor parte aéreos y que requieren de buena forma y resistencia física del caminante, sobre todo en los ascensos. Permite excepcionales panorámicas del sureste y sur de Gran Canaria siempre que el tiempo lo permita y la infranqueable fachada de paredes verticales que cierran a la caldera por el norte.

Entre las variantes, todas altamente técnicas y de riesgo asegurado, destacan los andenes que desde Risco Blanco atraviesan en la horizontal la gran fachada de precipicios hacia el oeste, las que se acercan al Roque Lajiudo, pasando bajo la atenta "mirada del lobo" o accesos bajo el Campanario, que con 1920 metros constituye la segunda elevación arriscada más alta de la isla después del Pico de Las Nieves. Destacan los Pasos de Las Coloraditas y de Pajaritos.

Toda ésta zona, al ser tan montañosa, posee unos microclimas muy notables, siendo sumamente calurosa en verano, con temperaturas en el interior del cañadón que sobrepasan los 30 grados (se hace muy agobiante su tránsito en ascenso) o muy bajas en invierno, con acumulación casi permanente de una densa neblina entre sus imponentes pasos aéreos, profundos canalizos y desfiladeros, que vistos desde su base, hacen pensar siempre que es imposible que un sendero haya podido ser trazado en semejante relieve.

Cualquiera que guste de rutas de gran altura, técnicas y tránsito por verdaderos acantilados interiores, sin duda la visita a este enclave, ha de satisfacer todas las "exigencias y espectativas senderisticas" que un buen caminante ávido de conocer lugares tan escarpados y abruptos espera encontrar.

Eso si, no se olviden de "consultar" siempre a la Cara del Lobo antes de adentrarse en las profundidades del cañadón; el más que nadie sabe con su "expresividad petrificada" si el tiempo les acompañará en la caminata o no..


Foto: L.L.

3 comentarios:

nazaret dijo...

tengo un colega q tiene fotos del lobo pero a la luz d la luna.....flipante!!!!!!!!!
a ver si coincido en alguna guardia con el y le digo q me las pase

Tania dijo...

Pues ya sabes..
A propósito, todavia recuerdo aquel verano de 2000 en que parecia que de un momento a otro el suelo se abriria y nos tragaria el mismisimo infierno.. jaja..
Menudo calor en aquella ruta!!

Anónimo dijo...

es Impresionante el parecido.Un pateo que nunca he hecho y que me lo apunto en la agenda.Gracias por compartir.Saludos de un Canario desde Madrid y feliz navidad.
Armiche Quintana Suarez.