domingo, 19 de diciembre de 2010

Las lluvias colapsan el Camino de Las Arenas

No cabe duda que cuando cae agua en la zona occidental de Gran Canaria, es un júbilo para los agricultores, pues las áridas tierras del sur y oeste lo agradecen, aunque bien es cierto que a veces, ciertos parajes poco habituados a lluvias tan persistentes, pueden verse afectados negativamente por la tendencia del risco a ser inestable en condiciones de gran humedad.

Después del paso de tres borrascas en lo que lleva del mes de diciembre y que ha descargado gran cantidad de agua en el oeste de la isla, el sendero que baja a la Punta de Las Arenas (Playa de Artenara) se ha visto gravemente afectado por los contínuos corrimientos de tierra que se han ido produciendo las últimas semanas en el Andén Verde, el último acaecido ayer y que desgraciadamente se cobró la vida de una persona.

Y es que los viejos riscos marinos del Andén Verde no están habituados a soportar tanta cantidad de agua y se desencajan al ablandarse la tierra donde han estado asentados desde hace cientos de años.


La noticia ha sido dada por dos compañeros que suelen hacer Salto del Garrote por la vertiente opuesta al camino original, en el Barranquillo de Los Berros y que se percataron el pasado miércoles del corrimiento, desde las inmediaciones de la Casa de Job. Aunque el colapso de la senda no parece excesivo, el fuerte componente arriscado que tiene este arriesgado itinerario, hace que aumente la posibilidad de un deslizamiento mayor y se aconseja de momento no ser transitado.

El Camino de Las Arenas, famoso por su escabroso sendero que zigzagüea una gigantesca rampa cerrada a ambos lados por imponentes precipicios verticales, se ha visto parcialmente perjudicado en el tramo que discurre justo debajo del escarpado barranquillo por donde serpentea hasta bajar al campo arenoso, al haberse formado pequeñas torrenteras que han sepultado la senda bajo los deslizamientos de gran cantidad de piedras y tierra.

El aéreo andén, que ya de por si ofrece bastante peligrosidad debido a sus contínuas exposiciones a un vacio que queda pegado a el irremediablemente, debido a los fuertes escarpes que caracterizan la acantilada orografia del lugar, se ha colapsado, debido a un pequeño alud de tierra originado por las escorrentias que se han formado por las lluvias pesistentes, lo que ha provocado que el sendero a Las Arenas quede temporalmente bloqueado en este paso y aislado, al ser la única via de acceso que enlaza por tierra al citado lugar.

Casualmente y por las mismas fechas del pasado año, un hecho similar colapsó el Andén de Tasarte, en los riscos occidentales de Inagua y cuya tromba de agua destrozó en varios puntos el trazado de esta interesante ruta de altura. En este caso, la desgracia también se cebó con el pago de Tasarte, que no pudo hacer frente a la avalancha de lodo, piedras y árboles que descendian vertiginosamente por el barranco y lo desbordaba, arrastrando todo a su paso.

El andén visto desde la bajada al campo arenoso, O-NO. (Foto Olegario Dominguez)

Aunque a dia de hoy el camino por el Andén de Tasarte puede efectuarse sin problemas, debido en gran parte a los numerosos senderistas que con sus caminatas lo han ido restableciendo poco a poco (aunque aún pueden verse vestigios del corrimiento en el Barranquillo del Castillete o Cañadón), no podria pasar lo mismo en el sendero de Las Arenas, ya que aunque es una ruta muy conocida, no es frecuentemente transitada dado su complejidad en el andén, que origina en muchos casos, bastante aprensión por el riesgo que implica caminar por una senda tan estrecha y aérea, expuesta a poderosos desniveles y por la orografia natural del terreno donde discurre, que junto al Paso de La Cuerda, su variante mucho más peligrosa, son las únicas vias de acceso a la Playa de Artenara, quedándo el resto totalmente inaccesible a pié.

Tramo inicial del andén después de pasar la Casa de Job, NO-O. El desprendimiento ha tenido lugar unos metros más adelante en un nivel ligeramente superior. (Foto Jose Coyote)

Desde aqui se recomienda, de momento, no realizar este itinerario hasta saber la gravedad que presenta el tránsito por el andén y hasta que dificilmente pueda ser restablecido en los puntos donde se ha desdibujado.

3 comentarios:

nazaret dijo...

imaginate como habra quedao lo q quedaba del anden del marinero q por la parte d carrizo el agua cae con mas fuerza :-(

Tania dijo...

Creo que el Paso del Marinero ya tuvo su protagonismo hace casi 200 años atrás y es preferible que siga siendo asi. Hay lugares que mejor visionarlos desde otras perspectivas que transitarlos y es que ya se sabe que si el risco lo permite, pásalo con prudencia, pero si no, mejor dá marcha atrás antes de que lo puedas lamentar.

Es paradójico ver un enclave como este situado en un relieve tan excepcionalmente bello a la vista, sea a su vez, escenario de tanta desgracia humana.

Lo lugares privilegiados, en ocasiones, tienen un precio..

Anónimo dijo...

Recuerdo que cuando fui a Las Arenas en abril de 2010 bajé no por el camino "oficial", sino por uno más empinado en el que había una cuerda en un determinado lugar. también subimos por ése mismo camino. ¿Ha habido desprendimientos también ahí? José