lunes, 13 de diciembre de 2010

Las borrascas arrasan Guguy

Este sábado, mis compañeros aldeanos estuvieron nuevamente de limpieza por Guguy (yo no los pude acompañar esta vez por culpa de una contractura muscular a nivel dorsal que me hice en la última caminata) y a pesar de que el tema de la basura ha descendido notablemente, debido a las denuncias formales expuestas el verano pasado sobre la degradación y abandono de estas playas, si es cierto que el aspecto que ofrecen actualmente es lastimoso y lamentable, ya que estas dos últimas semanas con el paso de varios temporales de componente sur y oeste y caracterizado por fuertes vientos, marejada y lluvias torrenciales, han terminado por arrastrar de forma drástica lo poquito de arena que quedaba en Guguy Grande (entre las mareas y el correr del barranco) y ha rebajado considerablemente también la cantidad de arena que tenia Guguy Chico, cuya playa, antes en pleamar gozaba de una franja arenosa que no quedaba nunca sumergida, a dia de hoy, cuando sube la marea, las aguas llegan a la desembocadura del barranco.

La visión de las playas sin arena es impactante.

Hablando con la gente local, comunicaron que es muy dificil que la arena que ha sido retirada por el mar pueda asentarse nuevamente sobre los callaos predominantes en la zona actualmente, ya que en estos dos últimos años, la entrada de varias borrascas por el oeste, han generado un aumento significativo de las mareas en todo ese área que han terminado por arrastrar mar adentro la poca arena que quedaba en la costa.

Según los más entendidos en la materia, al menos debe pasar un año y medio antes de que la arena pueda volver a asentarse en las playas, eso si, siempre y cuando los temporales del sur no sean tan sucesivos como los del invierno pasado.

Obviamente esta decisión no la puede frenar el hombre..

Lo que para los montes y barrancos aldeanos siempre es una bendición, la entrada de borrascas de componente sur se refiere, ya que llena los embalses, hace correr los barrancos, reverdece los pinares y apaga la sed de un tierra árida por naturaleza, para la costa no lo es tanto, sobre todo si enclaves como Guguy ya vienen malheridos desde el paso de la tormenta tropical Delta, que fué la detonante para que estas bonitas playas vieran muy reducidos sus niveles de arena.

Ahora toca esperar.. esperar a que el tiempo y el mar den una tregua a esta castigada costa y tener la esperanza de que algún dia estas playas vuelvan a lucir las suaves capas de arena parda que las hacia tan atractivas..

Pasará tiempo para ver esto, desafortunadamente..

No hay comentarios: