domingo, 20 de junio de 2010

Ruta en bici: de Artenara a Agaete por La Aldea


Este viernes, aprovechando la visita de dos primos de Nóvgorod (Rusia) que han venido a pasar unos dias de vacaciones y dia que no tenia jornada laboral, nos fuimos junto a dos compañeros de trabajo (desde aqui un saludo a Pedro y Fermín) a realizar una ruta en bici, de extenso kilometraje, que partió desde Artenara, bajando hasta La Aldea y enlazando posteriormente con Agaete. El trayecto fué muy emocionante, salvo ciertos tramos de ascenso que fueron muy duros y extenuantes, pero que con las paradas pertinentes, pudieron completarse sin ningún inconveniente, aunque si mucho cansancio. Creo que aún nos estamos recuperando.. ;)

El total recorrido fué de 98 kilómetros aproximadamente (según marcador gps) y en el que se emplearon poco más de 7 horas. Todo el itinerario se hizo por asfalto.

La ventaja que tiene transitar con la bici por asfalto, es que al ser un trazado llano, los pinchazos suelen ser mínimos o nulos, en contraposición a la mayoria de pistas forestales, que suelen tener muchos socavones y piedras, algunas cortantes que obliga a parchear a cada rato las ruedas.
Sin embargo el gran inconveniente es que no todos los conductores respetan a los ciclistas y en varias ocasiones pudimos comprobar como se pegaban a uno con el coche, sin importarles tan siquiera, que el que iba sobre la bicicleta era una persona.

Creo que esto es mera falta de educación y respeto, más que otra cosa, pues por donde nosotros íbamos había espacio suficiente como para albegar al coche y la bici sin problema alguno.

Desde Artenara tomamos la Carretera de Las Presas, bajando desde Acusa hasta La Aldea y donde a la altura de la Barraca de Pepe nos encontramos con Sergio y Andrés, aldeanos que suelen hacer la ruta a la inversa, subiendo desde San Nicolás hasta el pago tejedano del Carrizal de Tejeda. Ellos perdieron a un compañero hace pocos años, en las proximidades de la Degollada de Cortés al sufrir un intenso golpe de calor.

Tiene muchísimo mérito hacer este recorrido en ascenso..

El tramo por la zona de la Presa del Caidero de La Niña se complica ligeramente debido a la estrechez de la calzada, que obliga en sus curvas más cerradas a pegarte mucho al risco, aunque si hubiera el respeto del que algunos carecen, no habria problema en compartir camino..
Llegamos a La Aldea, donde curiosamente no tuvimos ningún problema en bajar desde el pueblo a la playa sin "irritar" a ningún conductor.

Después de un baño en el muelle de San Nicolás, inciamos la dura subida hacia el Andén Verde, uno de los tramos más agotadores, ya que son casi 10 kilómetros de ascenso ligero pero contínuo, serpenteando las famosas curvas y nos tocó hacerlo en horas del mediodia. Aún asi, cada 20 minutos parábamos ya que verdaderamente cansaba y afortunadamente corria un viento muy fresco que subia de los acantilados. Obviamente si no hubiera habido brisa alguna o hubiese sido un dia muy tórrido, hubiéramos finalizado en La Aldea si duda alguna.

En esta parte habian muchos más ciclistas, hasta un grupo de 12, que hacian el mismo recorrido de subida y personalmente me fascinó el orden y la excelente conducta que mantenian al transitar por asfalto; en fila de uno, guardando cierta distancia entre ellos pero sin alejarse demasiado del resto. Si uno paraba para descansar, hidratarse, refrescarse, etc.. el resto también paraba.

Tras pasar el Mirador del Balcón, llegamos a la zona de descenso, un gustazo increible después de tan fatigosa subida, pero también con mucha precaución ya que hay curvas cerradas por aqui. El aire marino, las impresionantes panorámicas del acantilado y el trazado descendente ayudaron muchísimo hasta rebasar la entrada a Tirma y continuar hacia los túneles que enlazan con el Risco de Agaete.

Bañito en la playa antes de continuar hacia Agaete, en el tramo más duro de todo el recorrido, pues aunque tiene partes de llaneo, en su mayoria son ascensos contínuos.

Tuvimos que parar en muchas ocasiones, ya que el desgaste es muy importante en esta zona del recorrido. Genial la bajada hacia el Barranco de La Palma.

Tras pasar Guayedra, el ascenso se recrudeció mucho, ya que las curvas son todas de subida y algunos optamos por acortar distancia a pié durante varios kilómetros.

Finalmente, llegamos a la Degollada del Roque Partido, con una fabulosa vista de la fachada occidental del Macizo de Tamadaba y la de la cadena de acantilados marinos, e iniciamos la gustosa bajada hacia Agaete, totalmente extenuados.

Hacia muchos años que no terminaba tan cansada, pero aún asi lo pasamos muy bien.. Eso si, la próxima más cortita..
* Muy necesarias las bebidas glucosadas con alto porcentaje en sales de cloruro sódico y potásico especialmente*

Dada la imaginación surrealista de algunos políticos para construir artilugios innecesarios en los montes de Tejeda, ¿qué tal la construcción de carriles bici en este tipo de carreteras y fomentar asi el turismo rural?.. seguro que como esto no dá dinero caerá en saco roto..

Por otro lado, se aconseja tener el carnet de seguro para bici (Federación de Ciclismo de Las Palmas) que si mal no recuerdo cuesta 60 € anuales, aunque el problema es que si uno se lo quiere sacar por estas fechas, debe pagar la misma cantidad para todo el año.. Aún asi es muy importante disponer de este seguro.

--------------------------------------------------

Vergüenza y asco, aunque suenen muy duras estar afirmaciones, sentí al llegar al Mirador del Balcón; saqué fotos que no puedo subir ya que tengo problemas con la conexión cámara - pc pero que ni aún asi me atreveria a colocar en el blog, porque me dan mucho reparo debido a las condiciones horribles y tercermundistas en las que se encuentra este lugar privilegiado, enclavado en los Acantilados del Carrizo e inicio de una de las Sendas de Los Orchilleros hacia la Playa de Artenara.

Habian mucho extranjeros y gente local que bajaban a hacer fotos de la escarpada costa y del Roque del Herrero y salian a los dos minutos espantados por el fuerte olor a orines, excrementos y pudrición que emana del lugar.

Qué pena que un lugar tan bien situado y con esas vistas exultantes, se utilice una y otra vez como retrete y que no importe en absoluto a las autoridades pertinentes, dándo una imagen lamentable y repugnante al que viene de fuera y visita la zona por primera vez.

No me avergüenzo en absoluto de mi tierra, pero si de los que hacen esto. Me decepciona y entristece que se cree una imagen repulsiva de un lugar tan encantador y único y con razón, ya que no hay quien aguante más de dos minutos seguidos allí..

1 comentario:

Juan dijo...

Tania, increíble la ruta que hicieron en bicicleta. Les felicito.

En cuanto a lo del Mirador del Balcón, la autoridad competente debía tomar medidas, pues de siempre lo he visto en ese calamitoso estado en que se encuentra.

Un abrazo.

Juan Antonio