domingo, 31 de agosto de 2008

Ruta Montaña las Tierras (Bco. Guayadeque – San Mateo –Teror) 29-30/08/2008

KILÓMETROS: 30
HORAS DE PATEO: 11
DIFICULTAD DEL SENDERO: Media
RESISTENCIA PARA INICIADOS: Media
RESISTENCIA PARA PRINCIPIANTES: Alta



Reencuentro después de descanso estival con Caminos de Herradura, la ruta pertenece al programa de Camina Senderos del Ayto. de Ingenio, que cuenta desde hace año con los servicios y conocimiento de Juan Alemán (Caminos de Herradura).

Ganas tenía de hacer esta ruta clásica, es el camino de peregrinación que la gente de la zona utilizaba para las fiestas del Pino.

Es una ruta con una prolongada subida que empieza en la zona recreativa de Montaña la Tierras (Bco. Guayadeque) y finaliza en la Caldera de los Marteles, a pesar de realizarla de noche se suda de lo lindo. Por lo que empiezan las primeras reflexiones del tipo: “a quién he matao yo”, “con lo bién que estaría en mi camita”.

Pasado el susto llaneamos alrededor de la Caldera para coger altura hacia Cuevas Blancas. Gracías a la sabiduría de D. Juan Alemán nos ahorramos unos buenos metros de asfalto, seña de identidad en las rutas de Camino de Herradura.

En las inmediaciones llego la esperada hora de comer, a pesar de varios descansos anteriores, fue un momento agradable y deseado.

Con la tripita llena se inicia el “descenso”, no se volvería a coger más altura con respecto al nivel del mar, con dirección a la cabecera del barranquillo del agua, utilizando sendero y pista forestal pasando por La Era del Conejo.

Cuando las rodillas estaban sonando por todos los lados se suaviza el desnivel llegando en las proximidades del Lomo Chiguimique, aunque nos esperaba la bajada por la Cuesta de la Higuera para llegar a San Mateo sobre las 05:45 la cabeza del grupo, sobra decir que buscando un bar abierto.

Una vez agotada la existencia de Donnuts y palmeras de chocolate, también hubo cortados, pero quién no se toma un buchito café con la fresca, iniciamos la aproximación a la Villa Mariana, eso sí, no si antes encomendar nuestras almas a la ermita de Santa Lourdes, por que nuestros cuerpos ya emitían señales preucupantes.

Una vez más, en el resto de la ruta fue eliminado trayectos de asfalto y hormigón, por el buen hacer de Juan Alemán, aunque no nos privo de subidas y bajadas por El Solís, Lomo Caballo, Cruz de la Capellanía, Reyerta, etc.

Una vez llegamos a El Faro tuvimos la suerte de ser recibidos por una banda de música, coincidimos con un grupo de Santa Brígida al que esperaban, después de descansar, tras múltiples subidas y bajadas nos esperaba Teror no sin antes pasar, una vez más bajando, por Cuesta de Falcón, en este tramo pasa lo que pasa cuando se va delante del guía, nos comimos unos 2 km de asfalto cuando había su correspondiente sendero que ahorraba tiempo y pateo. El grupo de Santa Brígida y los “adelantados” nos comimos el asfalto quién iba con Juan sendero, que cada uno tome sus conclusiones.

Una vez en Teror se estaba celebrando un carrera benéfica para ayudar al bueno de Sandokan en su recuperación, hombre que debe su notoriedad a la ayuda que ha dado a quién lo necesitaba en ese difícil mar del Norte, buen ambiente para estos pies cansados y esos ojitos rojos.

Una dura pero muy agradable ruta nocturna, dar la gracias a Juan Alemán por las indicaciones que nos regala en cada una de sus rutas, para así conocer un poco mejor esta Isla.

No se hicieron muchas fotos los primeros 20 km fueron nocturnos, y después no había muchas fuerzas para levantar la cabeza, como para coger una cámara y poner a la altura de los ojos.

Añadidas fotos de Juan Almeida, algo así, como el cronista gráfico de Camino de Herradura,

Un pequeño guiño para alguna persona que era la primera vez en salir al campo y tuvo la capacidad de aguantar 20 Km y de noche. ESPERO SEGUIR VIÉNDOLA CAMINAR.

No hay comentarios: